Suscríbete y recibe en tu Email mis nuevas publicaciones

lunes, 14 de mayo de 2012

A veces te guardo


Aveces te guardo en un rincón de mis ojos
mientras la luna de abril va menguando su sonrisa,
en una noche tan llena de dudas como estrellas,
en una nube tan barda como tus manos.

A veces te guardo en una esquina de mi nombre,
para evocarte en los teatros de mis memorias...

A veces te guardo
 sin temores sobre mi lengua 
que rebosa tempestades,
sobre la ciénaga triste de mis manos...
A veces te guardo
sin el permiso de la noche
sobre la repisa de mis quebrantos
y bajo la llaga de mis dudas.

Sin embargo
 tu pasado hace de mis historias
un ambiguo dilema 
entre mi mente y la carne.


Anthony Molina copyright © 2012

Es tu lengua


Es tu lengua 
la esquirla emancipada de mis ojos,
con ella destrozas mi nombre a tus antojos,
mientras edificas cielos innombrables
que se dejan llover sobre mi almohada.

Es tu lengua
la diéresis sorda sobre mi nombre,
la impermeable aurora de ambrosía y fuego, 
la daga sin rostro que esculpe mis temores, 
y para mis dudas el imprudente sosiego.

Es tu lengua
la que asesina a diario mis deseos...
pero construye mientras edifica misterios,
pescando sirenas para mis noches,
y atrapando relámpagos para mis silencios.
  
Es tu lengua
la emperatriz de mi piel sin reyes
la dueña de esta boca sin reinados
ni dioses a quienes someterse.

Anthony Molina copyright © 2012

sábado, 12 de mayo de 2012

Fue su nombre


Fue su nombre el culpable
de que mi boca se tragara la gloria
de un cielo imaginario
-tan real como el color del viento
y tan palpable
como el sabor de la aurora-


Anthony Molina copyright © 2012