Suscríbete y recibe en tu Email mis nuevas publicaciones

lunes, 14 de mayo de 2012

A veces te guardo


Aveces te guardo en un rincón de mis ojos
mientras la luna de abril va menguando su sonrisa,
en una noche tan llena de dudas como estrellas,
en una nube tan barda como tus manos.

A veces te guardo en una esquina de mi nombre,
para evocarte en los teatros de mis memorias...

A veces te guardo
 sin temores sobre mi lengua 
que rebosa tempestades,
sobre la ciénaga triste de mis manos...
A veces te guardo
sin el permiso de la noche
sobre la repisa de mis quebrantos
y bajo la llaga de mis dudas.

Sin embargo
 tu pasado hace de mis historias
un ambiguo dilema 
entre mi mente y la carne.


Anthony Molina copyright © 2012

Es tu lengua


Es tu lengua 
la esquirla emancipada de mis ojos,
con ella destrozas mi nombre a tus antojos,
mientras edificas cielos innombrables
que se dejan llover sobre mi almohada.

Es tu lengua
la diéresis sorda sobre mi nombre,
la impermeable aurora de ambrosía y fuego, 
la daga sin rostro que esculpe mis temores, 
y para mis dudas el imprudente sosiego.

Es tu lengua
la que asesina a diario mis deseos...
pero construye mientras edifica misterios,
pescando sirenas para mis noches,
y atrapando relámpagos para mis silencios.
  
Es tu lengua
la emperatriz de mi piel sin reyes
la dueña de esta boca sin reinados
ni dioses a quienes someterse.

Anthony Molina copyright © 2012

sábado, 12 de mayo de 2012

Fue su nombre


Fue su nombre el culpable
de que mi boca se tragara la gloria
de un cielo imaginario
-tan real como el color del viento
y tan palpable
como el sabor de la aurora-


Anthony Molina copyright © 2012

miércoles, 9 de mayo de 2012

Miércoles innombrables


No puedes apagarme la tristeza de estos ojos
cuando la distancia de tu nombre afirma
que lejos de tu boca ya no existo.

Al principio de una mañana con espuma
mi boca imprudente te desnuda,
 es entonces cuando el sol calla,
cuando las aves enmudecen...
Y arropados en la luz azul
-de una habitación que guarda nuestros secretos-
somos libres al amarnos
sin restricción alguna.

Al final de una mañana de misterios,
mi piel evoca los cielos que se crearon
cuando tus manos se vertieron en mi pecho
y tu sexo enriquecido de deidades
se acunó en mi descanso.

No puedes apagarme la tristeza de estos ojos
cuando la distancia de tu cuerpo
es tan inevitable...
-Sin embargo la gloria que dejaste
arropada en los gritos sordos
que te hicieron mía,
ha echo de mis miércoles "innombrables"
para no corromper el éxtasis de tu nombre. 



Anthony Molina copyright © 2012

martes, 8 de mayo de 2012

Esperas


Ahora caen noches sobre mis ojos
mientras te busco en el tejado
junto a un tatuaje de la luna.
Y te nombro,
como siempre te nombro
en esta soledad que me abraza
delineando tu recuerdo. 

Ahora grito hacia el desvelo
y  en contra de la fugaz aurora 
que se anexa tu sonrisa,
mientras ahogado sin ti, en mi piel espero: 
que el reloj se desgarre los segundos
para volver a nadar en tu boca...
Mas en esta angustia caprichosa
si mis ojos se rompieran
te amaré en silencio 
hasta que amanezca. 

Ahora caen noches sobre mis ojos,
pero te espero como siempre....
Espero tu aliento para ser libre,
espero tu boca desnuda sobre mi lengua,
y la ternura innombrable de tus manos .

Mientras tanto
 he morder al reloj
aunque no sea él el culpable 
de que corra tan lento el tiempo. 

Anthony Molina copyright © 2012

sábado, 5 de mayo de 2012

A vos



A vos mujer de ojos caoba,
a vos debo mi locura,
mi insistencia,
mi docilidad,
mis pequeñas intrigas,
mis interminables esperas,
mis mayores necesidades.

A vos mujer con labios de rosa,
a vos debo mis desvelos,
las madrugadas con almizcle,
las tardes de fuego,
los miércoles innombrables,
las sonrisas indefinidas
sin razones ni pretextos.

A vos mujer de manos fértiles,
a vos debo el éxtasis en mi rostro,
la pasión febril sobre mi pecho,
a vos debo todo eso,
toda emoción que tu presencia
dibuja delicada sobre mi cielo. 

A vos mujer que para mi imperfección
eres tan perfecta,
a vos debo el que soy ahora...


Anthony Molina copyright © 2012

Quiero hacerte el amor


Quiero hacerte el amor con mi lengua
hasta que la luna grite,
y devorarme en tu vientre 
esos soles que aún no nacen.

Quiero hacerte el amor 
en esta mañana nublada y triste
 mientras soy rocío incontrolable 
sobre la hoja dócil de tu cuerpo.

Quiero hacerte el amor con mis ojos
desnudarte en la azul oscuridad de mi cuarto,
recorrerte, tocarte, sentirte,
ahogarme sobre la espuma de tu espalda,
mientras muero en las islas de tu boca,
en las sirenas de tu lengua...
en las vertientes de tus manos...

Quiero hacerte el amor con mi lengua
hasta que la luna de mayo grite,
pues condenado a tu nombre caoba
mi piel errante no exige libertad,
y mi cuerpo insaciable sólo pide 
ser lluvia eterna sobre tu pecho. 

Anthony Molina copyright © 2012

jueves, 3 de mayo de 2012

Un motivo


Dame sólo un motivo,
un motivo tan efímero como la noche,
tan sutil como una aurora,
tan dócil como el viento,
un motivo que trascienda tempestades,
que doblegue al tiempo,
que haga colapsar barreras,
un motivo que enmudezca al silencio,
que brille como el sol...
Dame tan sólo el motivo de tus besos

y te amaré toda la eternidad
con la misma locura
que ahora lo hago.


Anthony Molina copyright © 2012