Suscríbete y recibe en tu Email mis nuevas publicaciones

lunes, 14 de mayo de 2012

A veces te guardo


Aveces te guardo en un rincón de mis ojos
mientras la luna de abril va menguando su sonrisa,
en una noche tan llena de dudas como estrellas,
en una nube tan barda como tus manos.

A veces te guardo en una esquina de mi nombre,
para evocarte en los teatros de mis memorias...

A veces te guardo
 sin temores sobre mi lengua 
que rebosa tempestades,
sobre la ciénaga triste de mis manos...
A veces te guardo
sin el permiso de la noche
sobre la repisa de mis quebrantos
y bajo la llaga de mis dudas.

Sin embargo
 tu pasado hace de mis historias
un ambiguo dilema 
entre mi mente y la carne.


Anthony Molina copyright © 2012

Es tu lengua


Es tu lengua 
la esquirla emancipada de mis ojos,
con ella destrozas mi nombre a tus antojos,
mientras edificas cielos innombrables
que se dejan llover sobre mi almohada.

Es tu lengua
la diéresis sorda sobre mi nombre,
la impermeable aurora de ambrosía y fuego, 
la daga sin rostro que esculpe mis temores, 
y para mis dudas el imprudente sosiego.

Es tu lengua
la que asesina a diario mis deseos...
pero construye mientras edifica misterios,
pescando sirenas para mis noches,
y atrapando relámpagos para mis silencios.
  
Es tu lengua
la emperatriz de mi piel sin reyes
la dueña de esta boca sin reinados
ni dioses a quienes someterse.

Anthony Molina copyright © 2012

sábado, 12 de mayo de 2012

Fue su nombre


Fue su nombre el culpable
de que mi boca se tragara la gloria
de un cielo imaginario
-tan real como el color del viento
y tan palpable
como el sabor de la aurora-


Anthony Molina copyright © 2012

miércoles, 9 de mayo de 2012

Miércoles innombrables


No puedes apagarme la tristeza de estos ojos
cuando la distancia de tu nombre afirma
que lejos de tu boca ya no existo.

Al principio de una mañana con espuma
mi boca imprudente te desnuda,
 es entonces cuando el sol calla,
cuando las aves enmudecen...
Y arropados en la luz azul
-de una habitación que guarda nuestros secretos-
somos libres al amarnos
sin restricción alguna.

Al final de una mañana de misterios,
mi piel evoca los cielos que se crearon
cuando tus manos se vertieron en mi pecho
y tu sexo enriquecido de deidades
se acunó en mi descanso.

No puedes apagarme la tristeza de estos ojos
cuando la distancia de tu cuerpo
es tan inevitable...
-Sin embargo la gloria que dejaste
arropada en los gritos sordos
que te hicieron mía,
ha echo de mis miércoles "innombrables"
para no corromper el éxtasis de tu nombre. 



Anthony Molina copyright © 2012

martes, 8 de mayo de 2012

Esperas


Ahora caen noches sobre mis ojos
mientras te busco en el tejado
junto a un tatuaje de la luna.
Y te nombro,
como siempre te nombro
en esta soledad que me abraza
delineando tu recuerdo. 

Ahora grito hacia el desvelo
y  en contra de la fugaz aurora 
que se anexa tu sonrisa,
mientras ahogado sin ti, en mi piel espero: 
que el reloj se desgarre los segundos
para volver a nadar en tu boca...
Mas en esta angustia caprichosa
si mis ojos se rompieran
te amaré en silencio 
hasta que amanezca. 

Ahora caen noches sobre mis ojos,
pero te espero como siempre....
Espero tu aliento para ser libre,
espero tu boca desnuda sobre mi lengua,
y la ternura innombrable de tus manos .

Mientras tanto
 he morder al reloj
aunque no sea él el culpable 
de que corra tan lento el tiempo. 

Anthony Molina copyright © 2012

sábado, 5 de mayo de 2012

A vos



A vos mujer de ojos caoba,
a vos debo mi locura,
mi insistencia,
mi docilidad,
mis pequeñas intrigas,
mis interminables esperas,
mis mayores necesidades.

A vos mujer con labios de rosa,
a vos debo mis desvelos,
las madrugadas con almizcle,
las tardes de fuego,
los miércoles innombrables,
las sonrisas indefinidas
sin razones ni pretextos.

A vos mujer de manos fértiles,
a vos debo el éxtasis en mi rostro,
la pasión febril sobre mi pecho,
a vos debo todo eso,
toda emoción que tu presencia
dibuja delicada sobre mi cielo. 

A vos mujer que para mi imperfección
eres tan perfecta,
a vos debo el que soy ahora...


Anthony Molina copyright © 2012

Quiero hacerte el amor


Quiero hacerte el amor con mi lengua
hasta que la luna grite,
y devorarme en tu vientre 
esos soles que aún no nacen.

Quiero hacerte el amor 
en esta mañana nublada y triste
 mientras soy rocío incontrolable 
sobre la hoja dócil de tu cuerpo.

Quiero hacerte el amor con mis ojos
desnudarte en la azul oscuridad de mi cuarto,
recorrerte, tocarte, sentirte,
ahogarme sobre la espuma de tu espalda,
mientras muero en las islas de tu boca,
en las sirenas de tu lengua...
en las vertientes de tus manos...

Quiero hacerte el amor con mi lengua
hasta que la luna de mayo grite,
pues condenado a tu nombre caoba
mi piel errante no exige libertad,
y mi cuerpo insaciable sólo pide 
ser lluvia eterna sobre tu pecho. 

Anthony Molina copyright © 2012

jueves, 3 de mayo de 2012

Un motivo


Dame sólo un motivo,
un motivo tan efímero como la noche,
tan sutil como una aurora,
tan dócil como el viento,
un motivo que trascienda tempestades,
que doblegue al tiempo,
que haga colapsar barreras,
un motivo que enmudezca al silencio,
que brille como el sol...
Dame tan sólo el motivo de tus besos

y te amaré toda la eternidad
con la misma locura
que ahora lo hago.


Anthony Molina copyright © 2012

sábado, 14 de abril de 2012

Navegué en sus ojos


Navegué en sus ojos
esa noche mientras la luna dormía,
navegué enmudecido
en ese bosque de luz interminable,
donde los gritos caobas de su mirada
me amaron intensamente.

Navegué en sus ojos
esa noche en la que el viento 
se mudó de mis otoños 
mientras reprochaba el olvido,
navegué sin destino
en ese firmamento 
escondido en su pupila.

Navegué en la locura
esa noche tan inmensa
en la que por primera vez 
dijo que me amaba...
Navegué pidiendo al mar de mis esperas
que fuese infinita de sus besos la gloria 

Navegué en sus ojos
esa noche mientras la luna dormía,
esa noche tan efímera
en la que por primera vez
dijo que me amaba...



Anthony Molina copyright © 2012

viernes, 13 de abril de 2012

Inmerso en ti.


Inmersa en tus ojos mi boca calla,
cual si fuera viento sin destino y congelado,
que tácito y dócil apaga la luz de su paso 
para escuchar la melodía de las hojas. 

Inmerso en tu boca mi aliento grita,
como grita el fruto de una estela al caer,
aceptando su destino de otoño al saber
que será eterno con tus besos.

Inmerso en tus manos mi piel agoniza
como el sol que muere feliz en la distancia,
pues ¿Cómo no amar la fugacidad de mi existencia,
si la inmortalidad que me ofreces con tu alma
es más pura que el breve espacio de mi cuerpo?

Inmerso en tu misterio mi voz se rompe
y los silencios sin esperas -que tu existencia alivia-
sólo piden un segundo tan inmenso 
para poder gritarle a cada estrella que Te Amo. 


Anthony Molina copyright © 2012

miércoles, 11 de abril de 2012

Soy yo


Soy yo
quien le robó a tu boca
su desnudez, 
quien le mintió a tus silencios
sólo por verte brillar,
quien se guardó en los bolsillos
el sabor de tu tacto,
quien le robó a tu sonrisa
una verdadera razón
para existir.

Soy yo 
a quien debes culpar 
por haberse colado sin permiso 
en la claridad casi extinta de tus ojos,
pues le he robado a tu boca de cristal,
su desnudez,
su libertad,
su tristeza,
sus sospechas,
su amnistía,
sus reproches,
sus tormentas
y su destino
para guardarlos por siempre
en mis labios.


Anthony Molina copyright © 2012

Espérame


Espérame escondida tras la luna de cristal
que yo seré parte de tus noches sin abrigo,
dormiré en tus ojos sin permiso del ocaso
y seré tuyo entre estos versos que te nombran.

Espérame bajo los árboles y la aurora
que yo seré el viento de tus tardes sin tristezas,
besaré tu boca serena con estas manos
que sólo existen al tocar tu belleza.

Espérame arropada con mi ausencia,
pues será mi distancia la que te guarde
y recoja pedazos azules de mi rostro
mientras llego a tu vientre para amarte.

Espérame aunque no comprendas 
porque mi pecho guarda tantos vacíos,
aunque mi boca apague tantas lágrimas 
y casi siempre te regale silencios. 

Anthony Molina copyright © 2012

Razones (frases)


Cada vez que veo el cielo lleno de estrellas
recuerdo la belleza interminable de sus ojos
cuando brilla infinitamente al decirle que la amo.


Anthony Molina copyright © 2012

Un día sin ella


Un día sin ella 
es como ver un cielo sin luna,
un ocaso que se apaga entre tormentas,
es morir mientras se tiene vida,
mientras la aurora gris
se expande tan perpetua
como una barca de cristal y ambrosía.

Un día sin ella
es morir sin tener la certeza
de poseer la vida misma
entre la gloria de su boca.

Un día sin ella
es como hundirse entre la noche
de las estrellas moribundas que gritan
buscando un cielo despejado
sobre el cual poder brillar.

Anthony Molina copyright © 2012

Trafica


Trafica con mi boca primaveras sobre tu piel,
que la aventura de amarte cada día sea eterna,
que mis manos desnudas sobre tu espalda
yazcan firmes ante las glorias inciertas
de un tiempo tan efímero, tan distante
y tan inmerso en nuestros ojos.

Trafica con mi aliento sobre tu pecho
y has que la carga absurda de mis hombros
sucumba con el rocío tácito de tu cintura,
que el desgaste de este rostro sin nombre en el ocaso
vuelva a ser sol con tu dulzura.

Trafica serenidades en tu cuello con mis dedos
que siempre mueren gloriosos al tocarte,
pues si contigo mi alma distante es tan eterna,
ya no importa la oscura incertidumbre
del tiempo ambiguo que se nos escapa 

Anthony Molina copyright © 2012

viernes, 2 de marzo de 2012

Motivos


Motivos...

Me basta tu nombre de ámbar caoba
para decirle a mi soledad que te espere,
pues amarte sin que sepas que lo hago
es más intenso que el delirio por tenerte.

Sólo tengo motivos que se asfixian 
-sobre las tormentas grises de mi aliento-
como añoranzas de otoños que desbordan 
la pasión de conocer tu silencio.

Espero... sólo espero que esta noche
sea tu rostro el que dibuje las sirenas 
que en los huracanes tristes de mi mente
dan gracias por tu existencia...

Pues me has dado todo de tal manera
que aún sin llenarme los labios con tu boca
pido a gritos pronunciarte al caer sobre la noche
el baile de mi silencio con tu silencio
mientras te amo con la aurora.



Anthony Molina copyright © 2012

sábado, 25 de febrero de 2012

Poesía para mi


Poesía, para mi:
 son las noches en  que suspiras
sin saber la certeza de mi nombre,
poesía para mi
son tus lunas desentendidas
y tu boca que germina
las siete letras que en tu aliento
formaron mi existencia. 




viernes, 24 de febrero de 2012

Te convertiste en espuma


Hoy te convertiste en espuma
cuando besaste esta boca sin sed de ti,
y te quise... por un momento te quise
de la misma forma que un gorrión
ama a su nido en el invierno.

Dudó mi lengua... 
dudó mi aliento,
dudó la sintaxis de mi boca
al rozar tus labios ausentes.
pero te quise...
por un vago momento te quise
de la misma forma que el cielo
ama al sol cuando se extingue. 

Hoy te convertiste en espuma 
cuando besaste esta boca sin sed de ti,
y te quise... no sé porqué, pero te quise,
aún con mis dudas...
con mis misterios,
con ese sabor incongruente en mis poros
de no encontrar en ti... lo que busco,
pero te quise... de la misma forma
que el cielo ama al sol
cuando se extingue. 



domingo, 5 de febrero de 2012

¿Cuánto debo pagar?


¿Cuánto debo pagar por tus sonrisas?
¿Acaso con un verano de madrugada
tendría mi alma la gloria de plantarle
el brillo taciturno de paz a tu mirada?

¿Cuánto debo pagar para que tu silencio,
no sea cual verdugo que acaricia con su hacha
la sangre que ha rodado por el suelo
al desgajar las esperas en mi almohada?

¿Cuánto debo pagar por tus besos?
¿Quizá la eternidad o los pensamientos
que dan vida a las quimeras sobre la luna
y se funden al nombrarte con mi aliento?

Eternidades que mis noches ya le han dado a tu boca,
¿Cómo he de vaciar lo árido de mis bolsillos?
si con auspicios mis manos ya han pagado a tu sombra
el olvido de tus pasiones en mi camino. 

jueves, 2 de febrero de 2012

Hoy espero.


Hoy espero que mi noche llame a tu puerta
y se cuele triunfante bajo la eternidad de tu ventana
en la que siempre miras como a una estrella,
serena e indefinida, amante de la distancia.

Hoy espero que mi noche sin luna te toque 
y sea su tacto el que te grite mis esperas
para confesarte los temores que en mis silencios
se adhieren sin tus ojos a mi nombre de cera.

Éste ocaso que ya no arremete montañas
sólo pide a tu inexistencia no ser juzgado,
pertenecer al mundo perfecto que aún no escoges 
y por el cielo de tu rostro ser amado.

Hoy espero que mi noche solitaria te bese
y al besarte que te robe para mi compañía,
suele ser tu ventana parte de la mía 
al vestirse aventurera...en busca de emociones.

Déjame ser el amanecer que te acaricie, 
la primavera que te haga florecer con canciones,
pintar contigo el mundo perfecto que aún no escoges
y tallar una luna caoba que no existe. 

Hoy espero que mi noche sin estrellas te toque,
y ruego a tu existencia no ser juzgado 
por las grietas que se anidaron en mi rostro...
y las voces que murieron en mis manos. 


Si me dejas..


He visto tus ojos tristes 
y desearía que en tu boca sólo florecieran 
lluvias de rosas y ocasos de primavera.

Si me dejas...
te daré mis lunas sin rostro
para que escribas sobre ella,
los nombres de tus dudas.

He visto tus ojos tristes,
y desearía ser viento para calmar tus penas,
cantar en tu ventana sobre el rocío que he guardado
en un espacio sin reino y sin fronteras.

Pero si me dejas...
te amaré tanto
que tu negro sol de plata morirá
antes que tus noches sin soledades le olviden.

Debo decirte que un espacio de mi pecho
se rindió a la cúpula de tu sonrisa
-aquél día que te conocí- esperando nombrarte.


domingo, 29 de enero de 2012

Si soy culpable


Si soy culpable de tus suspiros en el viento
condéname al nombre que te dí mientras callabas
para que este corazón dócil a tus huellas
renuncie a libertades por tu mirada.


Te reinvento


Te reinvento 
cada vez que te nombro,
y siento que me desplomo
junto a mis versos de verano.

Pero si te llamo
con la tinta de mi boca
es para pedirle a tus horas
un poco más de tus manos.

Te reinvento
cada vez que te nombro
y siento que estoy loco
por quererte demasiado.

Pero si te llamo
con la diéresis de mis dedos
es para pedirle a tus besos
un poco más de tus labios.

viernes, 27 de enero de 2012

Así de simple


Así de simple es quererte,
como la nube que se deja
en las manos del viento adormecido...
Así de simple

Así de simple es pensarte,
como beberse tu nombre
hasta que grite el silencio,
como enterrar soledades
con la memoria dulce de tus besos...
Así de simple.

Así de simple es perdernos
en nuestras noche caobas
y calcar estrellas
que hagan rimar nuestra distancia...

Así de simple como atar nuestra mirada
para buscarnos entre el desvelo,
así de simple como sentir que te tengo,
cerrar los ojos y reinventar nuestras palabras...

Así de simple 
como decirte que te quiero.



Nadie tocó el cielo


Nadie tocó el cielo... Nadie! Nadie!
sólo el púlpito de estos dedos
cuando se ahogaron en tu rostro.

Nadie tocó el cielo... Nadie! Nadie!
sólo el sigilo de este verso sin rima
que ha sucumbido la dicha a tus antojos.

Nadie toca el cielo... Nadie! Nadie!
sólo el viento de esta boca
cuando le roba una sonrisa a tus esperas.

Nadie tocó el cielo... Nadie! Nadie!