Suscríbete y recibe en tu Email mis nuevas publicaciones

sábado, 25 de febrero de 2012

Poesía para mi


Poesía, para mi:
 son las noches en  que suspiras
sin saber la certeza de mi nombre,
poesía para mi
son tus lunas desentendidas
y tu boca que germina
las siete letras que en tu aliento
formaron mi existencia. 




viernes, 24 de febrero de 2012

Te convertiste en espuma


Hoy te convertiste en espuma
cuando besaste esta boca sin sed de ti,
y te quise... por un momento te quise
de la misma forma que un gorrión
ama a su nido en el invierno.

Dudó mi lengua... 
dudó mi aliento,
dudó la sintaxis de mi boca
al rozar tus labios ausentes.
pero te quise...
por un vago momento te quise
de la misma forma que el cielo
ama al sol cuando se extingue. 

Hoy te convertiste en espuma 
cuando besaste esta boca sin sed de ti,
y te quise... no sé porqué, pero te quise,
aún con mis dudas...
con mis misterios,
con ese sabor incongruente en mis poros
de no encontrar en ti... lo que busco,
pero te quise... de la misma forma
que el cielo ama al sol
cuando se extingue. 



domingo, 5 de febrero de 2012

¿Cuánto debo pagar?


¿Cuánto debo pagar por tus sonrisas?
¿Acaso con un verano de madrugada
tendría mi alma la gloria de plantarle
el brillo taciturno de paz a tu mirada?

¿Cuánto debo pagar para que tu silencio,
no sea cual verdugo que acaricia con su hacha
la sangre que ha rodado por el suelo
al desgajar las esperas en mi almohada?

¿Cuánto debo pagar por tus besos?
¿Quizá la eternidad o los pensamientos
que dan vida a las quimeras sobre la luna
y se funden al nombrarte con mi aliento?

Eternidades que mis noches ya le han dado a tu boca,
¿Cómo he de vaciar lo árido de mis bolsillos?
si con auspicios mis manos ya han pagado a tu sombra
el olvido de tus pasiones en mi camino. 

jueves, 2 de febrero de 2012

Hoy espero.


Hoy espero que mi noche llame a tu puerta
y se cuele triunfante bajo la eternidad de tu ventana
en la que siempre miras como a una estrella,
serena e indefinida, amante de la distancia.

Hoy espero que mi noche sin luna te toque 
y sea su tacto el que te grite mis esperas
para confesarte los temores que en mis silencios
se adhieren sin tus ojos a mi nombre de cera.

Éste ocaso que ya no arremete montañas
sólo pide a tu inexistencia no ser juzgado,
pertenecer al mundo perfecto que aún no escoges 
y por el cielo de tu rostro ser amado.

Hoy espero que mi noche solitaria te bese
y al besarte que te robe para mi compañía,
suele ser tu ventana parte de la mía 
al vestirse aventurera...en busca de emociones.

Déjame ser el amanecer que te acaricie, 
la primavera que te haga florecer con canciones,
pintar contigo el mundo perfecto que aún no escoges
y tallar una luna caoba que no existe. 

Hoy espero que mi noche sin estrellas te toque,
y ruego a tu existencia no ser juzgado 
por las grietas que se anidaron en mi rostro...
y las voces que murieron en mis manos. 


Si me dejas..


He visto tus ojos tristes 
y desearía que en tu boca sólo florecieran 
lluvias de rosas y ocasos de primavera.

Si me dejas...
te daré mis lunas sin rostro
para que escribas sobre ella,
los nombres de tus dudas.

He visto tus ojos tristes,
y desearía ser viento para calmar tus penas,
cantar en tu ventana sobre el rocío que he guardado
en un espacio sin reino y sin fronteras.

Pero si me dejas...
te amaré tanto
que tu negro sol de plata morirá
antes que tus noches sin soledades le olviden.

Debo decirte que un espacio de mi pecho
se rindió a la cúpula de tu sonrisa
-aquél día que te conocí- esperando nombrarte.