Suscríbete y recibe en tu Email mis nuevas publicaciones

domingo, 29 de enero de 2012

Si soy culpable


Si soy culpable de tus suspiros en el viento
condéname al nombre que te dí mientras callabas
para que este corazón dócil a tus huellas
renuncie a libertades por tu mirada.


Te reinvento


Te reinvento 
cada vez que te nombro,
y siento que me desplomo
junto a mis versos de verano.

Pero si te llamo
con la tinta de mi boca
es para pedirle a tus horas
un poco más de tus manos.

Te reinvento
cada vez que te nombro
y siento que estoy loco
por quererte demasiado.

Pero si te llamo
con la diéresis de mis dedos
es para pedirle a tus besos
un poco más de tus labios.

viernes, 27 de enero de 2012

Así de simple


Así de simple es quererte,
como la nube que se deja
en las manos del viento adormecido...
Así de simple

Así de simple es pensarte,
como beberse tu nombre
hasta que grite el silencio,
como enterrar soledades
con la memoria dulce de tus besos...
Así de simple.

Así de simple es perdernos
en nuestras noche caobas
y calcar estrellas
que hagan rimar nuestra distancia...

Así de simple como atar nuestra mirada
para buscarnos entre el desvelo,
así de simple como sentir que te tengo,
cerrar los ojos y reinventar nuestras palabras...

Así de simple 
como decirte que te quiero.



Nadie tocó el cielo


Nadie tocó el cielo... Nadie! Nadie!
sólo el púlpito de estos dedos
cuando se ahogaron en tu rostro.

Nadie tocó el cielo... Nadie! Nadie!
sólo el sigilo de este verso sin rima
que ha sucumbido la dicha a tus antojos.

Nadie toca el cielo... Nadie! Nadie!
sólo el viento de esta boca
cuando le roba una sonrisa a tus esperas.

Nadie tocó el cielo... Nadie! Nadie!




sábado, 21 de enero de 2012

Sin titulo




En tu cielo de plata engendré la pregunta inhóspita de mis dudas
¿Cuáles son los nombres de los dioses que en tus labios existen?
en ellos mi fe se arraigo sin saber el dogma de su doctrina
borrando mi temor al silencio eterno que de ellos me tiñen.

He visto otra gloria acunada bajo esos párpados de seda 
sometiendo así mi credo al misterio caoba de tus pupilas,
he visto otro ocaso en la tesitura simple de tu rostro
que ha abrigado mis sentencias sin luz... con la luz de tu vida.

En tus mares efímeros navegué  a otra tierra sin desdicha
y las insalubres deidades de mi mente se ahogaron
cuando al encallar en la espalda profunda de tus deseos
tus dioses de plata y cristal... nuevamente me amaron.

He visto otra gloria acunada bajo eso párpados de seda
y he sometido mi credo al misterio que tu aliento me ha dado,
en tu cielo de plata engendré la pregunta dócil de mi lengua
¿Cuáles son los nombres de los dioses que existen en tus labios?





miércoles, 18 de enero de 2012

Recuerdas?




¿Recuerdas nuestras tardes de verano?
aquellas que vivimos sin destino alguno,
fuimos mundos distintos que se unieron
para formar la eternidad con un susurro.

¿Recuerdas nuestras tardes grises de otoño?
aquellas cuando tus manos sobornaron a mis dedos
-con un poco de malicia y un poco de dulzura-
para enredarse en las olas negras de tu pelo.

Tal vez aún recuerdas nuestras noches frías de primavera,
todas las veces en las que vi dormir a tus labios,
fuiste el desvelo más dulce que acompañaron mis ojos
y la sensación más etérea con la que despertaron.

¿Recuerdas el primer verso que te dí?
ahí amarré mi destino a la fuerza indecisa de tu mirada...
"Haré de tu boca el universo que engendre mis estrellas
y en tus manos apuñaré un cielo eterno para mi alma".

¿Recuerdas nuestras tardes tristes llenas de silencio?
aquellas en las que despedí el baile sordo de tus caderas,
todas aquellas en las que te dejé ir mientras moría...
tristes tardes de verano que me arrancaron de tu vera...




viernes, 13 de enero de 2012

A tu nombre de seda.


A tu nombre de seda
 le anexo una parte prohibida de la noche,
para que al nombrarlo,
me sea fugaz el horizonte 
al verte sonreír.

A tu nombre de seda,
le remiendo la esquina rota con los años
de un trozo olvidado de mis silencios,
para que al nombrarlo
me sean indiferentes
estas ganas de extrañarte. 

A tu nombre de seda,
le regalo una gota del rocío
que le robamos a la eternidad...
para que al nombrarte
no me sepa a soledad
tu triste compañía.

A tu nombre de seda
le bordo una tácita madrugada
bañada de recuerdos inexistentes...
para que al nombrarlo
me sea fugaz la pasión
de estas ganas de quererte.




viernes, 6 de enero de 2012

Amor etéreo


Amor etéreo de cenizas ajenas,
siempre tan ondeante como la lluvia,
prefieres a veces la fragancia de lo efímero
y la eternidad a la que el silencio te subyuga.

Si quieres,
tómalo todo y déjame caer
hasta que el invierno pase
y desees florecer
una vez más con mis primaveras.

Amor etéreo con vientos intocables
no soy capaz de negarme a tus rumbos,
y sólo son tus estrellas apagadas
las que me obligan a ser tuyo.

Pero si quieres...
tómalo todo y déjame caer
hasta que desees florecer
una vez más con mis primaveras.

Que yo estaré aquí,
congelándome con el frió de tu nombre,
y la ausencia fértil de tu tacto.
¿ Cuantos años han pasado
desde que aquella lluvia te hizo sonreír?

Amor etéreo de cenizas ajenas,
prefieres a veces
la eternidad del silencio que te subyuga
y no soy capaz de negarme 
a la efímera fragancia de tu boca.

Pero si quieres...
Tómalo todo y déjame caer
hasta que el invierno pase
y desees florecer 
una vez más con mis primaveras